La carga fue abandonada en la comunidad Mbyá Tekoa.


Ayer se produjo la persecución de una patrulla de Gendarmería a un automóvil cargado de cigarrillos de fabricación paraguaya e ingresados al país sin el aval aduanero en plena aldea “Tekoa Arandú”.

El evento se dio pasadas las 13.30, cuando un Ford Mondeo ingresó a alta velocidad por una de las calles terradas donde los niños juegan. Los contrabandistas frenaron y se bajaron para correr por el monte y no ser atrapados mientras una patrulla se aproximaba al sitio a pocos metros de la ruta provincial 17, jurisdicción de Pozo Azul a tres kilómetros del cruce con la provincial 20.

En el interior del Mondeo abandonado hallaron nueve cajas de cigarrillos de la marca Eight y dieron aviso al Juzgado Federal de Eldorado de todo lo secuestrado mientras intentan identificar a los contrabandistas.




Comentarios