La situación económica obligó a los dueños a cerrar definitivamente.


El Aquarium de Montecarlo debió cerrar sus puertas estos últimos días por la difícil situación que atravesaba y liberó los aproximadamente 100 peces de 20 especies que tenía en sus peceras, al río Paraná.

Mariana Keller la dueña del emprendimiento, conversó con Urgente Montecarlo y aseguró que a la situación del lugar, que depende de diferentes momentos turísticos, se sumó la cuarentena obligatoria donde no tenía permitido abrir las puertas al público.

“Siempre tenemos baches entre temporada y temporada, siempre hay peros que nos afectan. Nosotros dependemos de 4 momentos: vacaciones de verano; semana santa; vacaciones de invierno y la semana de la Fiesta de la Flor”, afirmó Keller quien aclaró que en los meses de diciembre y enero siempre descendían las visitas.

Mantener el espacio que ya tiene 14 años de existencia, le resultó muy difícil ya que, al no contar con la visita del público y el ingreso de las entradas, no llegaba a cubrir lo básico como el pago de los servicios.




Comentarios