Trabajan con las medidas sanitarias obligatorias y con reducción de personal.


En medio de la extensión de la cuarentena obligatoria, secaderos de yerba mate retomaron sus actividades este lunes con las medidas sanitarias dispuestas por las autoridades de salud y disminución de personal.

Si bien la actividad siempre estuvo contemplada dentro de las que podían seguir trabajando según el decreto presidencial, solamente uno de los secadores trabajó en días anteriores.

“Hoy (por el lunes) decidimos continuar con la actividad, con menor personal, todos respetando medidas sanitarias”, dijo Ivo Pérez, de la yerbatera Pérez Hermanos a El Territorio.

El productor reconoció que existía una preocupación por la caída de hoja y además las personas que trabajan en los secaderos no tienen otro ingreso y necesitan dinero para la mercadería. “Vamos a seguir produciendo para abastecer el mercado y generar fuente de trabajo en la localidad”, aseguró.




Comentarios