Los alumnos diseñan y arman las máscaras mediante el uso de impresoras 3D.


La directora de la Escuela Provincial de Educación Técnica (EPET) N° 6, Sonia Pantiu, se refirió la fabricación de las máscaras con las impresoras 3D que vienen realizando los alumnos de la institución estimó que para el fin de semana tendrán completa la primera producción. “Tenemos 45 listas en tres días, si todo va bien con la producción, para el fin de semana terminamos las 200 iniciales”, sostuvo la docente.

La mujer recordó cómo se inició la fabricación de estos elementos y destacó la participación de los médicos de la zona. “El mérito es de la Asociación Clínica Médica Alto Paraná porque ellos se contactaron con nosotros para ver si esto era viable, así comenzó esta odisea, por un pedido de los médicos que están buscando alternativas para cubrirse”, afirmó.

En ese sentido, Pantiu subrayó que tras la experiencia de su escuela, el gobierno de la provincia tomó la iniciativa para los demás establecimientos que tienen impresoras 3D. “Solicite autorización a mi superior y a su vez al Consejo de Educación, nos manifestaron que si tomamos las medidas de prevención que trabajemos. Fue así que esto tomó tal magnitud que el Gobernador y el Ministro pusieron a trabajar todas las impresoras 3D de la escuelas técnicas para la confecciones de las máscaras”, indicó.

La docente reveló que por cada kilo de plástico, se fabrican 16 barbijos y que a medida que salen son los propios médicos quienes se los prueban y piden los ajustes necesarios. “Una vez que está bien las medidas, se recubre con una laca para sacar la porosidad y evitar que el virus ingrese, también trabajan con unos filtros que se van cambiando, estos son unos algodones recubiertos con medidas de P 95 y P 100”, describió.




Comentarios