El siniestro que afectó a la maderera Taeda, ubicada en Montecarlo, generó pérdidas por más de 10 millones de dólares y afectó 3 mil m3 de madera laminada, lo que representa toda la producción de los últimos 30 días, que tenía como destino principal a Brasil. Los datos fueron expuestos en una reunión entre el propietario de la empresa, Jorge Ranger -acompañado de su equipo- y el secretario general del SOIME, Domingo Paiva; la ministra de Trabajo de Misiones, Silvana Giménez; y el intendente de la localidad, Jorge Lobato.

"La principal preocupación es respecto a la situación de los 116 trabajadores que perdieron su fuente laboral en el incendio que provocó daños materiales de gran impacto económico", dijo Paiva al portal Argentina Forestal.

El dirigente señaló que el empresario anticipó que no podrá sostener el plantel de trabajadores, que sufrirá una reducción importante. "No se quedará con el plantel de 116 empleados, sino con mucho menos personal. Por ello, desde el gremio se pidió que ahora cancele la deudas salariales que tiene hasta el momento, donde hay algunos pendientes de quincenas, aguinaldos, vacaciones y beneficios varios que no fueron abonados", dijo Paiva.

En este contexto, el sindicalista informó que el próximo paso del empresario es el concurso Preventivo de Crisis que presentará para hacer frente a las indemnizaciones del personal que no continuará en dependencia con la maderera en su nueva etapa. “Ante las autoridades de gobierno, la empresa confirmó que cuenta con la cobertura de un seguro, no se sabe aún que logrará recuperar. Desde el Estado se solicitó que informe cual es el plan de continuidad del empresario y qué necesitará para que vuelva a funcionar, con el compromiso de sostener la fuente de empleo”, explicó el sindicalista.