La ciudad cuenta con una ordenanza que prohíbe las reuniones masivas, públicas y privadas.


La Costanera de Eldorado se llenó de vecinos que habitualmente utilizan el lugar como sitio de recreación a pesar de la emergencia sanitaria y epidemiológica que decretó el gobierno provincial y al que el municipio fue uno de los primeros en adherir.

La ordenanza aprobada por el concejo deliberante local estipula prohibiciones a transportes, comercios y espacios de recreación, sin embargo los eldoradenses salieron a su paseo dominguero sin problemas.

Algunos vecinos aprovecharon las redes sociales para manifestar sus quejas por la actitud de sus pares y la falta de compromiso con la cuarentena.




Comentarios