A través de un informe realizado por el Observatorio Argentinos por la Educación, solo el 16% de los estudiantes alcanzan a terminar sus estudios secundarios en tiempo y forma, una cifra que preocupa de forma notable.

El informe también señaló que los sectores socioeconómicos más altos tienen más posibilidades por sobre los más bajos. Foto: Orlando Pelichotti

A partir de allí, se analizan los motivos por los cuales es tan baja la cantidad de alumnos que se egresan de la manera establecida previamente, y entre los factores que surgen se vinculan cuestiones socioeconómicas, como uno de los principales detonantes.

La permanencia en el secundario, el principal problema

Con el dato de que el ingreso a este nivel de estudio es muy alto, con casi el 90% de los estudiantes comenzando el secundario, el resultado de ese 16% que egresa a tiempo y en forma preocupa aún más.

Es por ello que los investigadores del Observatorio Argentinos por la Educación quisieron saber cuáles son los motivos principales de esa gran deserción, detallando que ese 16% que sí llega con las expectativas previstas pertenece al nivel socioeconómico más acaudalado.

A su vez, también se pudo percibir que en la mayoría de los casos de ese 16%, sus madres cursaron estudios universitarios. Todo esto se pudo desprender del estudio ¿Cómo son los 16? Trayectorias escolares desiguales en la Argentina” llevado a cabo por Mariano Narodowski, de la Universidad Torcuato Di Tella; y Gabriela Catri y Martín Nistal, del Observatorio de Argentinos por la Educación.

Por lo que Narodowski plantea lo siguiente: “Se trata de un escenario atravesado por condiciones de desigualdad, segregación socioeconómica y educativa, en el que debido a la edad de los estudiantes priman más las diferencias de cuna que las basadas en el mérito”

Y luego continúa: “De esto se desprende la necesidad de cambiar las políticas educativas que han regido en las últimas décadas, que propiciaron mayor desigualdad y la exclusión de los alumnos más débiles. Se necesitan políticas basadas en la igualdad, no meramente declarada, abriéndonos al mérito y al talento, independientemente del nivel socioeconómico”.

Otro dato que arrojó la investigación es que, de 16 adolescentes que acaban la escuela secundaria a tiempo (sobre un total de 100), ocho de ellos son del estrato más alto, cinco del medio y tres del más bajo.

El informe hizo una comparativa entre las escuelas privadas y las púbicas, favoreciendo a las primeras en cuanto a la cantidad de alumnos que se egresan en tiempo y forma. Foto: Orlando Pelichotti

Escuela privada vs escuela pública

El otro dato desprendido de la investigación fue el que comparó el rendimiento de los alumnos según el tipo de establecimiento al que asistieron.

Se desprendió, por ende, que el 63,7% que asiste a escuelas privadas termina sus estudios a tiempo, pero quienes lo hacen es escuelas públicas, solo representan el 36,3%.