Retenciones de 2023: Sergio Massa aseguró que no habrá aumento de alícuotas para el agro

Massa en el acto de este martes en Las Heras
Massa en el acto de este martes en Las Heras Foto: Twitter

Asimismo, adelantó que el Estado pagará parte de los gastos de fertilizantes y semillas de cara a la próxima temporada para pequeños productores.

“No hay voluntad de subir las retenciones”, dijo el ministro de Economía, Sergio Massa, durante un acto encabezó en un establecimiento rural de Las Heras. En ese marco, hizo algunos anuncios pequeños y medianos productores. Asimismo, anunció que propondrá que se sume en el Presupuesto 2023 una cláusula de garantía para que el Ejecutivo no pueda subirlas.

Massa presentó el denominado programa Avanzar Productivo, que “junto a medidas como el Programa de Fomento Exportador impulsan el crecimiento de uno de los sectores más pujantes de la economía”, escribió en su cuenta de Twitter.

El agregado en cuestión se haría al Artículo 95, con el que también se espera devolverle las facultades al Gobierno para manejar de las retenciones a las exportaciones del agro y que generó rechazo del campo. En Economía esperan que la oposición acompañe el artículo con ese agregado. Además, se evita la judicialización de más casos de ruralistas que acuden a tribunales para que se declare inconstitucional que el Gobierno cobre derechos de exportación al sector.

Massa habló de la importancia del campo para la economía local
Massa habló de la importancia del campo para la economía local Foto: Twitter

Otro de los anuncios fue que el Gobierno financiará con una transferencia directa el 40% del gasto de los pequeños productores para la compra de semillas y de fertilizantes para la próxima siembra.

En el encuentro, Massa estuvo acompañado por el secretario de Agricultura, Juan José Bahillo. Allí, presentó también la segunda parte del “dólar soja”, relacionada con el uso que le dará el Gobierno a la recaudación adicional de derechos de exportación durante septiembre. Entre las utilizaciones de ese “extra” está el bono solidario de $45.000 para personas sin ingresos.

Por otra parte, parte de ese extra se usará para los pequeños productores de soja y maíz, quienes tendrán subsidiados de manera directa (no a través de un crédito sino de transferencias) parte de su gasto para la próxima campaña. Con esta acción, el objetivo es apuntar a “los que no llegaron al programa de fomento de exportaciones porque tienen unidades chicas, vendieron apenas terminó la cosecha, y no tuvieron oportunidad de acceder a mejores precios”, según explicó el ministro.

“El Gobierno pretende que el sector siga creciendo”

“Cambiamos la lógica, no va a ser un modelo de crédito porque esas unidades a veces tienen dificultades para relacionarse o cumplir con los bancos. Vamos a subsidiar el 40% de los gastos del productor en fertilizantes y en semillas para ampliar su capacidad productiva y que el Estado pueda devolver parte del esfuerzo que hizo el conjunto del sector”, dijo Massa.

Y agregó: “Son más de 19.500 productores de casi 400 hectáreas de todo el país que van a recibir el 40% de manera directa de sus gastos. El Gobierno pretende que el sector siga creciendo. Buscamos la oportunidad de ampliar la superficie sobre la cual la Argentina genera riqueza. Aspiramos a tener más de 1 millón de hectáreas más sembradas”.

Los productores que decidan acceder al beneficio no tienen que haber registrado operaciones en el dólar soja ni mantener más de un 15% de stock de la oleaginosa. Todo será a través de un aporte no reintegrable, previa inscripción en la web de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), y de acuerdo a los primeros cálculos los productores de maíz podrían percibir unos $20.000 por hectárea y $6.500 por hectárea en el caso de la soja.

Massa anunció beneficios para el campo
Massa anunció beneficios para el campo

Respecto de la sequía que azota, señaló: “He instruido al secretario Bahillo a armar una mesa con las entidades, el INTA y el sector de la comercialización para ver cuáles son las mejores medidas para responder a la emergencia de la sequía”, continuó.

Asimismo, se dirigió a la la Mesa de Enlace agropecuaria para solicitarles: “Sigamos trabajando juntos. No es un desafío de un Gobierno o un sector, la agenda de seguridad alimentaria es un desafío global y lo enfrentamos juntos, el Gobierno y el campo. Esa tarea nos obliga a sentarnos a la mesa y dar garantía de precios de alimentos accesibles pero también garantía de exportaciones”. Y sumó: “Nos vamos a pelear un montón de veces. Lo importante es tener la buena fe de discutir de manera transparente”.

Temas Relacionados