Estas medidas son de acompañamiento a las medidas sanitarias, lo resolvió el Municipio de la Capital. Quien no cumple será duramente sancionado.


El domingo por la noche el presidente de Nación informó sobre las medidas que dispuso respecto de la emergencia sanitaria que vive la Argentina, inmediatamente la provincia sacó una serie de medidas en la misma sintonía acompañando lo resuelto por Alberto Fernández y ayer al mediodía el municipio de la Capital de Corrientes también tomó decisiones con la misma perspectiva.

Buscando desalentar el encuentro de grupos de personas se decidió cerrar lugares de esparcimiento como ser el shopping de la Capital y los casinos, también los boliches bailables no podrán funcionar el próximo fin de semana.

El intendente de la Capital, Eduardo Tassano, suspendió la habilitación de las playas, para que la gente no concurra a la misma. Se cerró el paseo de compras Zona Norte, como también el complejo de feriantes de la zona del puerto.

Lugares de esparcimiento permanecerán cerrados.

Los bares y restaurantes no podrán abrir sus puertas, solamente podrán trabajar por el sistema de delivery. Los gimnasios debieron suspender su atención. Lo único que seguirá funcionando son las ferias itinerantes porque “son una forma de descentralizar las compras y evitar aglomeraciones en los supermercados” afirmó el intendente.

También el jefe comunal fue enfático al decir que quienes no acaten las medidas dispuestas por el municipio serán clausurados por 15 días y podrán recibir multas de hasta 100 mil pesos.




Comentarios