En la localidad cordobesa de Ausonia, el intendente Mauricio Pajón debió suspender la fiesta de egresados de un colegio secundario. La decisión surgió luego de que se detectara un brote de coronavirus en la región. A raíz de esto, alumnos y padres criticaron fuertemente al mandatario.

Se trata de los egresados del Instituto Secundario Municipal Esteban Ancarani, quienes ya tenían todo listo para la fiesta de promoción en el Polideportivo Municipal. Pero, debieron dar marcha atrás 20 horas antes. El viernes pasado por la noche se enteraron de la novedad y cancelaron los festejos.

Mauricio Pajón decidió suspender una fiesta de egresados 20 horas antes de realizarlo.

Al respecto, el intendente Pajón explicó la decisión al DiarioCba argumentando que “desde la primera reunión con los padres, allá por octubre, dijimos que todo podía cambiar. Que si peligraba la salud del pueblo o había casos, se suspendía”.

Y prosiguió: “De un total de 15 casos que sufrimos en toda la pandemia, tuvimos 12 positivos en 24 horas (entre miércoles y jueves), por lo que queda en suspenso la fiesta. Y nos dimos con que no teníamos bien toda la información de los contactos estrechos y restaban saber otros resultados. Ahí nos damos con que no quedaba alternativa que suspender”.

Críticas de los padres

Tanto estudiantes como padres criticaron fuertemente la decisión y utilizaron las redes sociales para expresarse. “Me encuentro bastante desilusionado por la decisión que tomó 20 horas antes de la fiesta, jugando con los sentimientos, trabajo e ilusiones de las familias y, sobre todo, de los egresados”, expresó un familiar de las egresadas.

Por su parte, uno de los padres manifestó: “El lunes se dijo que se podía hacer la fiesta, se ultimaron detalles y la aplicación del protocolo a cumplir. El martes se confirmó todo y el jueves el intendente puso la autorización del evento en stand by, marcando que se podría hacer sin gente de pueblos vecinos. Pero resulta que el viernes nos suspende”.