El sorpresivo paro del transporte interurbano que se hizo efectivo desde las 00 de este viernes sumó un nuevo capítulo ya que la Provincia busca que las empresas retomen el servicio de manera inmediata y de esta forma evitar que se extienda por cuatro días o más, como anunciaron desde Aoita.

Según informó La Voz, la Secretaría de Transporte de la Provincia envió una cédula de notificación a las encargadas de prestar el servicio para que retomen la circulación.

Según aseguraron desde la Secretaría las empresas podrían tener sanciones que van desde la quita de subsidios hasta la revocatoria de habilitaciones para funcionar. Incluso tampoco depositarán lo correspondiente a los fondos provinciales en caso de no retomar la actividad.

La medida de fuerza es por falta de pago: las empresas no cumplieron con el sueldo de enero y también adeudan cerca de la mitad del medio aguinaldo.