Talleres y Rodrigo Garro ponen a prueba su buen momento: cómo platearle el partido a River

El doblete de Rodrigo Garro ante Colón. Figurita repetida en Talleres (Prensa Talleres).
El doblete de Rodrigo Garro ante Colón. Figurita repetida en Talleres (Prensa Talleres).

Figura Albiazul en las últimas fechas, el 10 se prepara para una seguidilla de grandes desafíos.

Con golazos y el fútbol que prefieren los hinchas de Talleres, Rodrigo Garro atraviesa su mejor momento desde que se sumó como refuerzo desde Instituto. Y se enfoca en la visita a River este sábado a las 18 por Liga Profesional, y en el cruce con Independiente el próximo miércoles a las 16 por cuartos de final de Copa Argentina.

“Tenemos equipo para ir a buscar los tres puntos el sábado, sabemos que River es un rival grande y hay que respetarlo, pero nosotros tenemos lo nuestro y vamos a ir por un resultado positivó”, se animó Garro.

“Nos tocó una racha negativa donde todos los rebotes le quedaban al rival, ahora estamos en levantada y pasa por nuestra cabeza”, señaló en referencia al repunte con Javier Gandolfi, invicto en la función de técnico interino.

Y también hizo referencia a lo que fue la salida de Pedro Caixinha, producto del bajón del equipo. “Veníamos golpeados por la caída en Copa Libertadores, al partido siguiente, Estudiantes nos gana con un gol a los 95′, Javier nos ayudó en lo mental”.

De 10

“Se que estoy pasando por un buen momento pero tampoco me voy a volver loco, tengo que seguir con margen de error y escuchar a los que más saben”, asumió Rodrigo Garro. E insistió: “Trato de disfrutar el momento que estoy teniendo y mantener un perfil bajo, todavía falta mucho. Cuando me operaron de la rodilla veía todo de lejos, fueron pasando las cosas y hoy lo tomo con calma”.

En ese sentido, destacó el acompañamiento de Guido Herrera desde su llegada al club. Y también la influencia que ejercen en el plantel el otro arquero, Alan Aguerre, y Julio Buffarini, por su vasta experiencia.

Y habló de lo que está vive en esta etapa en Talleres. “Cuando prendo la tele y están dando el partido con Vélez cambio el canal, me dolió mucho porque tenía mucha fe en que íbamos a pasar a semifinales. Pero fue una aprendizaje, y tomo con alegría haber jugado mis primeros partidos en Copa Libertadores”.

Temas Relacionados