Una vez más, propietarios y empleados de comercios ubicados en galerías, paseos, shoppings y centros comerciales de Córdoba protestaron pidiendo la reapertura de sus comercios y poder trabajar en medio de las restricciones impuestas por el Gobierno provincial para tratar de contener la suba de casos de coronavirus, en plena segunda ola.

//Mirá también: Villa Allende: el shopping abrió pese a las restricciones, pero lo cerraron durante la mañana

En diferentes puntos de la ciudad se pudieron advertir reclamos y protestas. El Paseo Libertad Lugones fue uno de los puntos, pero también se sumaron trabajadores y comerciantes del Paseo del Jockey y del shopping Patio Olmos. El pedido unánime era “Queremos trabajar”.

“No nos dejan trabajar y queremos abrir nuestros locales”, insistieron los trabajadores. “No tenemos ingresos de ningún tipo; cómo vamos a pagar impuestos si los ingresos son cero”, advertían.

Estos trabajadores consideran que están siendo discriminados por tener locales en estos espacios. “No hay derecho”, señalaron, ante la diferencia del resto de comercios que pueden abrir de 9 a 19 con la modalidad take away.

Comerciantes del Centro también protestaron

Desde las 11 también comenzó en avenida Colón y General Paz otra protesta de comerciantes de galerías. También se sumaron un grupo de peluqueros que piden poder abrir sus locales.

El jueves ya se habían manifestado durante varias horas en esa esquina neurálgica del centro capitalino.

//Mirá también: Comerciantes resistieron la clausura de un bar en Villa María

“Sólo queremos trabajar y notamos una desigualdad total con lo que pasa con otros rubros”, dijo la dueña de un local.

El shopping que abrió y volvió a cerrar

En este marco de protestas y reclamos, el miércoles el Villa Allende Shopping abrió sus puertas con permiso de la Municipalidad de esa localidad. Pero a media mañana, cuando se había hecho noticia su apertura, desde la Provincia llamaron a las autoridades municipales para que ordenen el cierre del centro comercial.

“Ayer tuvimos una reunión vía Zoom con la Municipalidad de Villa Allende, con el secretario de Gobierno y nos habilitaron a abrir el salón comercial, sin entretenimiento, sin patio de comidas, sin salones de belleza. Hoy abrimos y a lo largo de la mañana me llamó la gente de la Muni para avisar que le habían hablado de provincia diciendo que teníamos que cerrar. Vamos a seguir cerrados y tratando de que entiendan que necesitamos trabajar y que no es un lugar más peligroso que otros”, explicó Susana Villada, gerente comercial del Villa Allende Shopping.