Es el primer argentino en ser convocado a la Selección de Alemania, y ahora rechazó tres llamados porque su intención es vestir la Albiceleste. Se trata de Mateo Kilimowicz, el juvenil media punta que surgió en Instituto y juega en el Stuttgart de la Bundesliga.

Registra un paso por el seleccionado germano en los Juegos Olímpicos Tokio 2020, Eurocopa Sub-21(campeón) y Eliminatorias de Eurocopa. Al haber cumplido 21 años si vuelve a aceptar una citación ya no podrá jugar para la Selección Argentina. Y cumplir el sueño de compartir plantel con Lionel Messi, su ídolo.

Hijo del recordado Diego Klimowicz, goleador de Instituto y en el fútbol alemán, debutó en la Gloria con tan solo 16 años el 2 de julio de 2017, cuatro días antes de cumplir años. Fue de la mano de Claudio De María en una derrota por 2-1 ante Juventud Unida de Gualeguaychú, por la Primera Nacional.

En 2019 fue transferido a su actual equipo luego de disputar 35 partidos con la Albirroja. Un caso similar al de Paulo Dybala, quien se fue al Palermo de Italia directamente desde Alta Córdoba y sin haber jugado en Primera.

Instituto lo vendió en un 1,5 millónes de euros el 90 por ciento del pase. Más otros 400 mil extras a medida que cumple determinada cantidad de partidos disputados. Ya jugó más de 40 encuentros con el Stuttgart. Su primer gol lo convirtió en setiembre de 2020, contra el Mainz 05. Un mes después lo eligieron el mejor jugador joven de octubre.

Por Lío

“Siempre le presté atención a mi papá y él es la primera persona que me da consejos sobre el fútbol. Además soy argentino así que mi ídolo es Lionel Messi, no importa cuánto nos diferenciemos como jugadores. Él es mi ídolo desde que tengo 10 años”, aseguró Mateo Klimowicz.