Tras conocerse la imputación de su padre como presunto autor del homicidio de Mariela Bessonart, los hijos de la pareja emitieron un comunicado en el que rechazan la orden de la fiscal, Juliana Companys, y reclaman respuestas por parte de la Justicia, a 16 años de la desaparición de su madre en Villa María.

//Mirá también: Villa María: vuelco en el caso Mariela Bessonart, desaparecida en 2005

Sin consuelo por la falta de su madre desde 2005, Gisela, Marcos y Franco Delpino rompieron su silencio al conocer la imputación de su padre y expresaron: “Se pretende continuar con la hipótesis de que el único responsable es nuestro padre, imputándolo ahora por homicidio, lo que nos parece realmente increíble e inexplicable”, sostuvieron en un texto que reproduce El Diario, este jueves.

“Todo indica que las pruebas siguen siendo las mismas de siempre, porque imaginamos que, de haber algo nuevo y trascendente sobre el paradero de nuestra madre, habríamos sido informados desde la Justicia”, agregaron.

//Mirá también: Villa María: acusaron al exesposo de Mariela Bessonart de homicidio calificado

Continuando con un texto que no ofrece concesiones, los hijos del matrimonio criticaron que “pareciera que, necesariamente, hay que encontrar un culpable de la manera que sea y pensar en lo más grave, que sería que mamá está muerta y que la mataron. Sin embargo, nosotros no perdemos nunca la esperanza de que siga viva”, expresaron.

Seguidamente, cargaron: “Luego de 16 años sin novedades sobre el paradero de mamá, la Fiscalía dice que mamá murió y que nuestro padre la mató, y que la mató con alevosía. La noticia, por su contenido y en la forma que nos llega, es muy difícil de hacerse tolerable”, protestaron.

“La Justicia nos debe una respuesta cierta y real para que sepamos: ¿qué pasó con mamá?, ¿dónde está?... y sobre esto no tenemos respuestas. Sentimos que la Justicia se olvidó de nosotros como hijos”, lamentaron.