Talleres le ganó a San Lorenzo y lo hizo de manera incuestionable, inlcuso con un arbitraje tendencioso y localista como el de Fernando Espinoza. A tal punto que Marcos Díaz, arquero Albiazul, aseguró que el juez lo amenazaba durante el juego.

“Espinoza me decía que no haga tiempo con la lesión en la pierna. Me amenazaba con que me iba a echar. Hablaba por lo bajo. Y uno que ya tiene muchos años en en el fútbol sabe que si habla de más lo pueden perjudicar”, expresó Díaz en una entrevista con Radio Sucesos.

Prefirió enfocarse en el buen momento de Talleres y destacó la intensidad del equipo. “Se parece mucho a lo que es y a lo que pide el técnico. Me sorprendió cuando llegué y está bueno, porque vine a Talleres a pelear por cosas importantes”, remarcó el arquero.

“Nos tomamos el torneo como si fueran cinco finales. Y la próxima es la del sábado con Atlético Tucumán. Pensamos sólo en eso. En lo personal me sentí mejor que en el partido con Boca y ayudó mucho la pelota que le pude tapar de entrada a Ángel Romero.