La segunda ola del coronavirus todavía no cede y ya aparece en el horizonte cercano la variante delta, por lo que no hay respiro en Córdoba, con el Hospital Rawson como cabecera, donde su director Miguel Díaz dice que “muchos internados se arrepienten de no haberse vacunado”.

//Mirá también: Hay más de 800 personas en aislamiento por la variante Delta en Córdoba

Muchos de nuestros pacientes no se vacunaron de manera voluntaria, otros manifiestan que no lo hicieron por temor y algunos porque no pudieron por algún motivo puntual”, refirió sobre las vacunas, en declaraciones a radio Universidad.

A continuación, agregó sobre sus pacientes que “tenemos muchas personas que se arrepienten de no haberse inmunizado. Eso no deja de ser bueno y felizmente muchos han podido salir de la internación y luego se han vacunado”, se entusiasmó.

//Mirá también: Variante Delta en Córdoba: la palabra de uno de los contagiados, el sobrino del caso cero

Por último, comentó sobre el “paciente cero” de la variante delta, internado allí: “Con el correr de las horas su cuadro fue empeorando y desde el domingo a la tarde ya está con asistencia respiratoria mecánica. Es una persona con comorbilidades y que no estaba vacunada contra el coronavirus, porque no estaba en nuestro país cuando le llegó el turno”, explicó el facultativo.

“Nuestra preocupación es que, más allá de la notable reducción de contagios de las últimas semanas, sobre un nivel todavía alto de casos diarios se incorpore la circulación comunitaria de esta nueva variante que es mucho más contagiosa”, concluyó.