La Mona Jiménez revolucionó la noche del canal América TV, donde fue la estrella invitada de Los Mammones, el show de Jey Mammón, que atravesó una gran temporada y que se coronó con la visita del cordobés.

“Ayer anunciamos que venía la Mona Jiménez y no saben lo que fue el canal”, contó el conductor y agregó: “vino un montón de gente a esperarlo en la puerta del canal ¡había gente escuchando la música de Jiménez!”, resaltó el animador que reveló que con sus compañeros se pusieron a sacar fotos de la gente porque no lo podían creer.

Acompañado por su hijo, Carli, Jiménez estuvo en el living de Mammón y dijo que llevaba cinco años sin ir a un programa de televisión y no esquivó ninguna pregunta y arrancó a toda máquina: “Mi casa es como la casa de Batman”, sorprendió y explicó que hay “puertas por todos lados”.

De caravana con Pappo

Ya de entrada le tiraron una pregunta sobre la anécdota con Pappo y contestó: “Vino el Carpo con Palazzo en una traffic y yo me estaba preparando para salir a un show”, relató.

“Ellos me dicen ‘Monita querida ¿podemos pasar? ¿tenés whisky?’ y Juana les sirvió un muy buen whisky”, relató y dijo que cuando se iban, Juana vio que Pappo llevaba un paquete bajo el brazo: “Me llevo dos botellitas de regalo”, le dijo el Carpo.

“Una noche, ganamos un premio Gardel cada uno y nos fuimos de joda con Pappo hasta las 7 de la mañana... y yo a las 9 tenía que ir a grabar una canción”, recordó Jiménez.

La dictadura

En otro momento de gran emotividad, Jiménez contó: “Yo era algo raro para ellos y me hacían razzias”, dijo sobre el período militar y añadió: “caían los camiones militares a mis matinés y los de Robos y Hurtos y se llevaban familias enteras”.

“Ellos decían que en mis bailes había Montoneros; mientras que los Montoneros eran hijos de jueces, gente que iba a bailar a los grandes boliches”, relato.