En sintonía con los últimos actos, Juan Schiaretti cerró la campaña de Hacemos por Córdoba con renovadas críticas hacia el kirchnerismo y el macrismo, de cara a las elecciones legislativas de este domingo. Como era de esperar, en una de las frases más festejadas por más de un millar de militantes peronistas, le respondió al presidente Alberto Fernández, aunque sin nombrarlo.

//Mirá también: Alejandra Vigo: “Córdoba siempre hizo lugar a las mujeres”

“Hay porteños que están en la Casa Rosada que nos quieren ofender. Pero Córdoba no se calla ni se arrodilla ante nadie”, lanzó el Gobernador, como rélica al “territorio hostil” que la semana pasada había mencionado el Presidente.

//Mirá también: Exultantes, Juez y De Loredo vaticinaron un triunfo histórico en Córdoba

Apelando al “orgullo cordobés”, Schiaretti fustigó la grieta política que divide al Frente de Todos y Juntos por el Cambio. “Tenemos que salir de la grieta del odio y el enfrentamiento. El país no podrá salir adelante si no terminamos con la grieta. Córdoba es un modelo a seguir. Acá pensamos distinto, pero eso no nos impide trabajar juntos”, planteó.

Haciendo una apuesta por la polarización con los otros dos principales espacios políticos con los cuales el schiarettismo competirá por el reparto de las bancas en el Congreso nacional, el gobernador aseguró: “Nosotros no tenemos jefes políticos porteños que nos den ordenes. Tampoco nadie nos va a decir qué temas hay que discutir. Nuestro único mandato es el de pueblo de Córdoba de defender sus intereses”.

Llaryora

La última convocatoria de campaña del oficialismo provincial reunió en el hotel Quórum a todo el gabinete provincial y al de la Municipalidad de Córdoba, encabezado por Martín Llaryora. El intendente capitalino fue el encargado de abrir la lista de oradores, que además integraron las dos principales candidatas, Alejandra Vigo y Natalia de la Sota y cerró el gobernador como figura principal.

Con un encendido discurso, Llaryora agradeció a Schiaretti “poner el pecho para defender el federalismo”. Reivindicó las gestiones peronistas, cuestionando a las anteriores administraciones radicales. “Nuestras convicciones nos permitieron construir más de mil escuelas e inaugurar hospitales, cuando en el pasado otros gobierno cerraron escuelas rurales y transfirieron a los intendentes los hospitales”, remarcó.