La Fiscalía de Instrucción de Jesús María dispuso este viernes imputaciones para dos personas por la supuesta comisión de hechos delictivos ocurridos durante el reclamo que vienen realizando en la localidad de Villa del Totoral, en el norte de la provincia de Córdoba.

Las protestas son impulsadas por el grupo de camioneros autoconvocados. Uno de los imputados fue por los delitos de amenazas y daño, en tanto que el otro por el delito de daño. Ya son tres los manifestantes acusados por la Justicia.

Ayer jueves, el fiscal de Río Segundo imputó de oficio a un transportista por el delito de coacción en un retén ubicado en la localidad de Villa del Rosario. Los manifestantes, a su vez, anticiparon que serán más flexibles pero que los cortes de ruta seguirán.

En tanto, crece la incertidumbre por un posible desabastecimiento, porque los transportistas se mantienen en protesta desde hace siete días, autoconvocados y encabezados por Transportistas Unidos de la Argentina. El objetivo de la manifestación es pedir una actualización de tarifas ante la suba de insumos.

El paro afecta principalmente a las provincias de Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos, Chaco y San Juan. En el territorio cordobés, han tomado la decisión de “flexibilizar” los piquetes, por lo que ahora dejan pasar a camioneros, destrabando de esta forma parcialmente los retenes.