Un hecho indignante sucedió este martes a la mañana en el Hospital Nacional de Clínicas. Una denuncia telefónica por una supuesta bomba que habían colocado en el nosocomio, alteró a los pacientes y personal médico que trabaja en el lugar.

En ese sentido, tuvieron que evacuar el edificio y tuvo que intervenir la brigada antiexplosivos de la Policía de Córdoba.

Sin embargo, al poco tiempo pudieron detectar de que se trataba de una broma de mal gusto. Tras dar la falsa alarma oficialmente, se pudieron continuar con las actividades.

“Además de vivir todos los días con el estrés de tener que atender las emergencias y las urgencias y habiendo pasado un 2020 difícil en el área de salud, tener que vivir estas situaciones no nos deja tranquilos”, advirtió a Cba24n, Alberto Pons, Director del Hospital.

Y agregó sobre el acontecimiento: “Los médicos que están atendiendo a un paciente en la guardia tienen que dejar de hacerlo y sumarle un estrés innecesario