Surgen nuevas pruebas y denuncias contra el falso médico del COE, Ignacio Martín. El profesional trucho trabajaba como “médico” en el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) y también en dispensarios de la ciudad de Río Cuarto.

Ahora, Martín está acusado de delitos como ejercicio ilegal de la medicina, ejercicio ilegal de una profesión, uso ilegal de título, falsificación de documento público y violación a la ley de estupefacientes.

Atención a pacientes

El joven llegó a ocupar cargos de jerarquía en el COE de Río Cuarto e incluso disponía de una oficina propia. Además, se desempeño como médico en dos dispensarios de la ciudad del sur cordobés y sólo durante diciembre de 2020 atendió a 53 personas.

Según publicó El Doce, el falso médico realizaba guardias de 24 horas. El martes 8 de diciembre recibió a cuatro pacientes, el jueves 10 a cuatro más, el domingo 13 a más de 10, el jueves 17 a 25 personas y el viernes 18 a otros nueve.

Martín, que llegó a facturarle 80 mil pesos a la Municipalidad de Río Cuarto, también es investigado por acciones como diagnosticar con coronavirus y recetarle medicamentos un hombre con antecedentes cardíacos. Además de acusarlo de atender a un joven de 29 años que falleció durante su atención.

Piden que el caso se investigue a fondo

El joven de 19 años, que decía tener 24, recibió al intendente riocuartense Juan Manuel Llamosas en su oficina del COE. Ahora, los investigadores intentan determinar como el falso médico acabó integrando el Centro de Operaciones Tácticas y llegó a tomar decisiones sanitarias durante la pandemia de coronavirus.

El exministro de Salud de la provincia de Córdoba, Oscar González, dialogó con El Doce y reconoció que el caso es “una vergüenza”, aunque no especificó las causas ni los responsables de que Martín llegase a ocupar un puesto de jerarquía en el Gobierno. “Quizás fue por el fragor de la pandemia, cuando el Estado requería la incorporación de mucha gente y rápidamente, con voluntarios en el COE”, manifestó el legislador.

Gonzalo Parodi, concejal del bloque Juntos por Río Cuarto, exigió investigar “quiénes fueron los responsables de que llegue a tomar decisiones en el COE y atender dispensarios. Queremos saber cómo hizo un chico de 19 años para engañar a todos y poner en peligro la vida de la gente”.