En el inicio del juicio oral a Ángel Cabrera por lesiones leves contra su expareja, el golfista remarcó que en ningún momento golpeó a “Cecilia” (como la llamó varias veces), pero reconoció que que la insultó y la denigró por su manera de vestir.

//Mirá también: Empezó el juicio al Pato Cabrera: “Yo no tenía ninguna restricción, ni ninguna prohibición”

Cabrera admitió este jueves que insultó a la mujer, Cecilia Torres Mana, porque “estaba vestida de musculosa y falda corta”, por lo que montó en cólera y le dijo que era “una puta”. Y la responsabilizó por haberse descontrolado y que por eso le arrojó su teléfono celular, que impactó en su cabeza.

//Mirá también: El abogado del Pato Cabrera y el cubrebocas de Eva Perón: “Fue la primera que luchó por las mujeres”

El Pato asumió que tiene problemas por la adicción al alcohol y que desde hace cuatro o cinco años está en tratamiento. A su turno, la denunciante declaró y ratificó todos los hechos de la acusación. Además, relató que él la celaba, era controlador, la agobiaba y la tenía amenazada.

La defensa

Carlos Hairabedian, a cargo de la defensa del golfista, se centró en dos pedidos para evitar el inicio del juicio: el primero, se refirió a que los delitos estaban prescriptos por el paso del tiempo. Luego siguió la réplica de la fiscal Laura Battistelli y del querellante por Torres Mana, Carlos Nayi.

La jueza Traballini rechazó los planteos defensivos recordando las actuaciones que interrumpieron la prescripción, las notificaciones en ese sentido que recibió la defensa y los pronunciamientos de diversos tribunales, incluido el Tribunal Superior de Justicia, que zanjaron toda discusión.