El fin de semana extra largo surtió efecto y octubre de 2021 le dio a Córdoba la mayor concurrencia turística desde que comenzó la pandemia de coronavirus, colmando la capacidad en los distintos puntos de la provincia que son referentes en la actividad. Un desahogo para el sector hotelero, de los más castigados por las restricciones.

//Mirá también: Fin de semana XXL: los destinos turísticos más elegidos

En los alojamientos habilitados de la mayoría de las localidades turísticas cordobesas se reportó ocupación plena. Y varias debieron derivar a visitantes que llegaron sin reservas. Tendencia que se vio desde el viernes y se acentuó el sábado, publicó La Voz.

//Mirá también: Apertura de fronteras: retomarán el vuelo de Córdoba a Madrid

De todos modos, la ocupación fue menor a la de los años prepandémicos, ya que no todos los establecimientos reabrieron tras el parate y muchos incluso cerraron definitivamente sus puertas.

Villa General Belgrano. El centro repleto de visitantes y la ocupación a pleno (La Voz)

El fenómeno se replicó en los sitios turísticos del país. La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), reportó que el “finde largo” movilizó un 55% más de visitantes que el de 2019 (sin pandemia) y nueve provincias, entre ellas Córdoba, registraron ocupación plena. “En total se movilizaron 1.650.000 turistas por el país que gastaron 14 mil millones de pesos en forma directa”, calculó la entidad, sin contar a los excursionistas de un día.

Calamuchita brinda

El valle de Calamuchita suele registrar en octubre picos de afluencia turística, por la atracción que genera la Fiesta Nacional de la Cerveza. Este año, en pandemia y aún sin esa Oktoberfest, hubo un nivel de actividad similar a los de los mejores años.

El sábado, en Santa Rosa de Calamuchita, turistas "haciendo" sol y río. (La Voz)

En Villa General Belgrano igual hubo fiesta cervecera: la gente tomó las calles, más allá de todo protocolo sanitario, y colmó los espacios de un patio cervecero con ocho cervecerías locales y stands de gastronomía, en pleno centro. La secretaria de Turismo municipal, Gabriela Cachayu, sostuvo que lograron contener a la gente, sin que se produjeran desbordes.

Allí no había ni una plaza disponible, como tampoco en Santa Rosa de Calamuchita, Los Reartes, La Cumbrecita, Villa Yacanto, Villa Rumipal y otras localidades. Las que no llenaron, superaron el 95%. Hasta el cerro Champaquí se vio desbordado: en el lugar no recuerdan que alguna vez se haya dado semejante convocatoria para el ascenso en tres días desde Villa Alpina.

Carlos Paz a pleno

“Sin saber lo que iba a pasar, pasamos a tener 100 mil personas por día en Carlos Paz. Esperábamos mucha gente, pero fue más y eso nos sorprendió”. Uno de los comentarios más esperados en al perla de Punilla, con 95 por ciento de ocupación.

No sólo Carlos Paz disfrutó del veranito. En todo Punilla el contexto fue similar. En La Cumbre, por ejemplo, debieron derivar a muchos visitantes: a su convocatoria habitual se le sumó la realización de la competencia ciclística “Desafío del Río Pinto”, que congrega a miles de personas.

Traslasierra arriba

Los puntos turísticos de Traslasierra también registraron altísimo movimiento de visitantes. “Puede decirse que fue soñado, después de sufrir tanto. Estuvimos completos, con todo lo habilitado, más la gente que tiene casas de veraneo y vino”, resumió Claudio Manzanelli, intendente de Mina Clavero en diálogo con La Voz.

“Fue el mejor fin de semana del año, con visitantes de buen nivel de gasto, trabajaron bien todos los sectores. Y ya el viernes nos quedamos sin plazas”, coincidió Guillermo Vaccani, director de turismo de Nono.

Leonardo Rodríguez, su par de San Javier, señaló que nunca habían registrado una actividad similar para este “finde” de octubre. Y hasta confió en que “el buen movimiento seguirá todos los fines de semana hasta diciembre, y el verano será muy bueno”.