A menos de tres semanas de la “Finalissima” entre la Selección Argentina y la de Italia, al entrenador Lionel Scaloni le apareció un inesperado dolor de cabeza. Es que, el cordobés Cristian Romero se volvió a lesionar en su club y se podría perder el histórico encuentro entre el campeón de la Copa América y el de la Eurocopa.

El defensor sufrió un fuerte golpe en el último encuentro del Tottenham contra el Liverpool, en el que su equipo empató 1 a 1 el pasado sábado. Según confirmó Antonio Conte, el entrenador del equipo londinense, el “Cuti” tiene una lesión en la cadera que lo marginará de las canchas por algunos partidos.

En rueda de prensa, el italiano aseguró que “terminó la temporada para Romero porque solo faltan dos partidos y no tiene tiempo para recuperarse para estos dos juegos”. De esta forma, el aguerrido defensor central es una incógnita para la gran final que se disputará el 1° de junio en Wembley.

Todas las preguntas serán respondidas por Scaloni cuando sea la hora de dar la lista de convocados para ese inédito cotejo. Cabe recordar que Romero fue muy perseguido por las lesiones en el último tiempo: la más reciente fue a comienzos de este año.