El 17 de mayo pasado la vida cambió drásticamente para Fernanda Guardia. Ese día, alrededor de las 16, Alan Amoedo, a bordo de un Volkswagen Vento atropelló y mató a Sol Viñolo, su pareja, y a Agustín Burgos, un amigo de ambas que había acudido al kilómetro 30 de avenida Circunvalación para ayudarlas por un desperfecto en su auto. Por el momento Amoedo está imputado por doble homicidio simple con dolo eventual y lesiones graves.

//Mirá también: Tragedia en Circunvalación: el conductor del Vento se filmó tomando alcohol en el auto

Este domingo se conocieron declaraciones de Fernanda Guardia, por primera vez desde que ocurrió la tragedia. La joven estuvo internada en el Hospital de Urgencias más de dos meses y quedó con diferentes secuelas: se maneja en silla de ruedas por las quebraduras en su pierna derecha, le hicieron un injerto porque tenía un hueco, todavía no puede pararse y debe volver al quirófano.

En declaraciones exclusivas a Perfil, la joven recordó que ese día volvían de grabar una entrevista y se encontraban sentados en la banquina esperando que llegue la grúa porque del auto de Sol había salido humo y decidieron parar.

A un mes de la “tragedia de Circunvalación”, familiares de las víctimas marcharon para exigir Justicia perdieron la vida Rodrigo Agustín Burgos (31) y Sol Anahí Viñolo (29), y quedara gravemente herida Fernanda Guardia (33). A las 16.03 comenzó la marcha, hora de la targedia. (Facundo Luque/ La Voz)

“El auto agarró la parte de atrás del de Sol y los arrastró a ellos dos primero. Vi volar a Agus. Fue todo muy rápido. Lo primero que veo es a Agus muerto y empiezo a buscar a Sol. No la encontraba y trataba de arrastrarme, sentía mucho dolor. Y el tipo (Alan Amoedo) ya no estaba dentro del auto. Se bajó en segundos. Debe tener mal la cabeza, pero al mismo tiempo digo pobre tipo, vendrá de generaciones de basura para llegar a hacer lo que hizo. Mientras seguía tirada, me concentré en no desmayarme para no abandonar a los chicos. Llamé a mi papá y a Nati, la mamá de Sol. Nos ayudó un muchacho y una chica, Fátima, que sabía de primeros auxilios. La policía me maltrató: en ese estado me preguntaron 10 veces lo mismo”, rememoró Fernanda.

La joven tiene que afrontar otra operación, pero primero debe recuperarse de una infección intrahospitalaria. A esto se le suma que carece de obra social y los tratamientos los paga gracias “a la solidaridad de la gente”, según comentó. Además de hacer fisioterapia para recuperar su movilidad también toma antibióticos, pastillas psiquiátricas, anticoagulantes, protector gástrico.

//Mirá también: Tragedia en Circunvalación: el padre de la joven hospitalizada señaló que “no fue accidente, fue homicidio”

“Tengo el hígado destrozado, no es solo las piernas, es todo el cuerpo y la cabeza. Ese día murió una parte de mí. Siempre me gustó correr, andar en bici, jugar al fútbol. Con suerte podré caminar. Todos me dicen que voy a poder hacerlo, pero ¿cuándo? Todo porque este tipo se quiso hacer el machito”, apuntó Guardia.

Familiares reclamaron que Alan Amoedo vaya preso de inmediato.

Según se desprende del informe interdisciplinario, psicológico y psiquiátrico, el conductor del Vento, Alan Amodeo comprendió sus actos, sabe y recuerda lo que sucedió ese día. No tiene arrepentimiento por las muertes y daños causados y solo está preocupado por su reputación y la de su familia.

Tomó alcohol, consumió merca, agarró un auto, se filmó, dejó las evidencias, elevó la velocidad y adelantó por banquina. Se encontró con un auto estacionado y terminó todo. Las pericias confirman científicamente lo que pasó. Alan Amoedo es un asesino y sigue libre”, indicó Fernanda.