Los comerciantes intimados tras la manifestación que tuvo lugar este martes en el centro de la ciudad presentaron un descargo ante la fiscalía correspondiente. Los protestantes niegan haber cometido un delito y afirman que se trató de una “marcha pacífica”.

//Mirá también: Notificaciones policiales a comerciantes: el Ministerio Público explicó las razones

Tras la presentación del descargo ante el fiscal Andrés Godoy, el abogado Martín Carranza Torres afirmó, en diálogo con Cadena 3, que “el fiscal investiga como si se tratara de delincuentes”. En este sentido, el letrado remarcó que “la gente estaba aterrada con el tema de las notificaciones y no hay dudas que el fiscal no puede preventivamente amedrentar a la gente”.

“Las notificaciones fueron con patrullero y tres o cuatro policías, que recuerda lo peor de la institucionalidad argentina”, lamentó Carranza Torres. Y sentenció: “La sociedad tiene que entender que las leyes están para limitar a los gobernantes y no viceversa”.

//Mirá también: Comerciantes volvieron a reclamar por las restricciones en Córdoba

En el escrito presentado, el abogado sostuvo que el fiscal Godoy “pretende poner en marcha los mecanismos represivos del Estado y formular una imputación penal” por la protesta. En el mismo descargo, Carranza Torres consideró también que “de ningún modo” el presidente Alberto Fernández puede “arrogarse la facultad de ordenar a los ciudadanos el permanecer en sus residencias habituales con la sola excepción de aprovisionarse de medicamentos y alimentos y otros artículos de necesidad”.