El gobierno de Córdoba es obligado a vacunar contra el coronavirus a un paciente oncológico, por una resolución de la camarista María Inés del Carmen Ortiz, ante el amparo pedido de un hombre que tiene linfoma de Hopkins.

//Mirá también: Docentes de Córdoba reclaman ser vacunados.

Este es el primer fallo a nivel provincial que ordena colocar la vacuna a un enfermo de cáncer, que se había inscripto para ser inoculado pero nunca lo llamaron para recibir la primera dosis.

Por esas demoras, el paciente decidió acudir a la Justicia y este miércoles recibió una respuesta satisfactoria por parte de la jueza Ortiz, que en su resolución solicita que en el término de 24 horas se “gestione lo conducente y arbitre los medios necesarios a fin que se le fije un turno y se le aplique al amparista la vacuna (contra el) Sars-CoV-2”, indicó Cadena 3.

“Hay una disposición del Ministerio, desde el 3 de mayo, para todos los vacunatorios, de que las vacunas remanentes sean direccionadas a los pacientes oncológicos con la receta correspondiente para ser vacunados”, explicó el paciente.