En otro conmovedor testimonio en la ola de robos en Córdoba, un gasista y plomero rompió en llanto porque ladrones se llevaron la camioneta con al que trabaja y mientras realizaba una instalación en calle Peredo al 400, en barrio Güemes.

//Mirá también: El papá de Blas Correas envuelto en un extraño episodio policial

En la tarde de este lunes, Juan Domingo Vega y su hijo trabajaban en un departamento, y sufrió el robo del vehículo que es su fuente de trabajo. “Mi hijo escuchó un ruido y cuando salimos ya no estaba más”, relató el el gasista en diálogo con Telenoche.

//Mirá también: Detuvieron a un “taxi boy” por el crimen en barrio Müller

Abatido por la situación, no contuvo las lágrimas al revivir el hecho delictivo: “Me siento muy mal, esta es mi fuente de trabajo, yo vivo de esto y fue en apenas 20 minutos. A mí me cortan las manos. Me llevaron herramientas y todo”.

Por otra parte, señaló que sigue “pagando la chata”. Y detalló: “Yo le iba dando 2 o 3 mil pesos por mes, lo que iba juntando de a poco. Ahora se la estoy debiendo, eso es lo que duele. Uno se levanta temprano a laburar y te pasa esto”. Entre lágrimas...

“Da una impotencia increíble. Yo laburo desde los 15 años, lo que tengo me lo gané por mi propia cuenta. Uno no puede vivir con miedo y salir con miedo. A veces, cuando surgía alguna urgencia, mi esposa me acompañaba y hasta se quedaba en la camioneta para cuidarla”.

El vehículo robado en barrio Güemes es una camioneta Chevrolet S10 color gris plata, con patente FJV-909. Para colaborar, el número de Juan Domingo es 3516994993.