Hace casi dos años atrás, un hombre de la ciudad de Córdoba fue denunciado y detenido por abuso sexual contra su propia hija. La acusación se originó de una vecina que creyó haber visto la situación. Hoy, casi 24 meses después, la Justicia determinó que nunca ocurrió el delito y absolvió al acusado.

//Mirá también: Estuvo preso 10 meses por violencia de género y era inocente

La investigación se originó por el testimonio de una vecina que denunció al hombre, ya que creyó haber visto que el sujeto abusaba sexualmente de su hija menor de edad. Al conocerse la situación, la Justicia dio curso a la denuncia y se inició la causa en donde el acusado quedó imputado por presunto delito de “abuso sexual con acceso carnal”.

Al realizarse las pruebas correspondientes, los resultados dieron negativos en cuanto a la culpabilidad del acusado. Tanto los análisis de ADN, las pruebas psicológicas realizadas con la niña mediante el uso de cámara Gesell y otras pericias, que demostraban la inocencia del acusado. Sin embargo, el hombre permaneció preso casi dos años.

Finalmente, este jueves se conoció el veredicto de la causa, donde la Cámara Cuarta del Crimen de Córdoba dio lugar al pedido de la defensa y se dictó una sentencia absolutoria que permitió que el acusado fuera puesto inmediatamente en libertad.

//Mirá también: Tancacha: obligó a su pareja a decir que fue violada y ahora, irá a juicio

El hombre intentará ahora recomponer en lo que pueda su vida, porque estuvo detenido dos años y con las consecuencias que este tipo de acusaciones traen para los detenidos en el interior de los penales”, advirtió Alfonsina Muñiz, la defensora oficial del acusado, en diálogo con Radio Universidad.