El martes comenzó con otro golpe al bolsillo en Córdoba, con un nuevo aumento de la carne, que promedia un 10 por ciento en los mostradores de las carnicerías de la ciudad capital, según relevamientos de precios.

El alza marca un nuevo incremento que sigue profundizando algunas pautas de consumo que son indicadores de la crisis, para los carniceros, que destacan que los clientes se inclinan por la carne molida y el pollo, principalmente con la pata muslo, el cuarto trasero más rendidor y apto para variadas preparaciones.

“Volvió a aumentar una vez más, todas las semanas sube entre 10 y 12 pesos más la media res. Lo más vendido es la carne molida y pata muslo, y eso para nosotros es signo de crisis”, dijo un carnicero cordobés a Radio Suquía.

Así las cosas, este martes los consumidores se han visto sorprendidos con aumentos en casi todos los cortes, con incrementos que van de los 30 a los 50 pesos, según el corte.

Entre los productos más caros quedaron manjares parrilleros como el matambre a 600 pesos el kilo y el vacío a 540; el peceto se consigue a 570 pesos; mientras que el pata muslo se puede conseguir de oferta a 120 pesos; también en precio de oferta la molida común arranca en los 280 pesos.