Mientras sigue en curso la investigación por los presuntos delitos cometidos, Mauricio Saillén vuelve a encabezar directamente el Sindicato Único de Recolectores de Residuos y Barrido (Surrbac) tras más de dos años en los que fue impedido por la Justicia de Córdoba. Así lo habilitó el juez federal N°1 de la provincia, Ricardo Bustos Fierro.

Si bien en una primera instancia el letrado no había hecho lugar al pedido de la defensa de Saillén para poder volver a liderar el gremio, el abogador Darío Vezzaro logró demostrar que su defendido no representaba un peligro u obstáculo para la investigación de la causa, ya que la etapa de la investigación había concluido. Bustos Fierro tuvo en cuenta también que el gremio, la obra social y la mutual están intervenidas.

Vale destacar que tanto Saillén como su mano derecha Pascual Catrambone se encuentran imputados por presuntamente haber orquestado una asociación ilícita dedicada a la usura, lavado de activos y administración fraudulenta. En esa causa también se investiga a una larga lista de familiares y otras personas involucradas en el sindicato.

Cabe recordar que el dirigente gremial estuvo preso algunos meses por esta causa.