Este martes hubo mucha repercusión ante el anuncio del presidente Alberto Fernández de prohibir la exportación de carne por 30 días en busca de bajar el precio en el mercado interno.

En ese sentido, el vicegobernador, Manuel Calvo a cargo del Ejecutivo provincial criticó en redes sociales la medida del Gobierno nacional. Aseguró que la medida “atenta contra la producción, y se corre el riesgo de consecuencias ya vistas: disminución del stock ganadero, pérdida de puestos de trabajo y desinterés y desinversiones”.

//Mirá también: Cierre de exportaciones de carne: el vicegobernador de Córdoba expresó la posición de la provincia

El frigorífico Logros, el único que exporta al exterior de Córdoba, lamentan la decisión de suspender por un mes las exportaciones de carne, bajo el argumento de “ordenar” el mercado interno para que frenen los aumentos de precios, algo que aseguran que no sucederá.

“Es tremendo. Del total de nuestra facturación, el 60 por ciento es la exportación y el 40 por ciento el mercado interno. Que por 30 días no podamos cargar es realmente un problema: ¿Qué hacemos con lo que está producido, lo que está en el puerto, lo que tenemos colgado adentro para procesar? ¿Y después, con un futuro incierto”, señaló Mariano Grimaldi, presidente de Logros, a La Voz.

Es por eso, que ya se evalúan suspensiones de trabajadores, cortes de horas extras y también la no renovación de convenios con los empleados contratados.

//Mirá también: Alberto Fernández, tras decretar el cepo a la carne: “Es un tema que se desmadró y hay que ordenarlo”

Ante esta situación, el empresario agregó: “El problema es que si sos exportador y te prohíben hacerlo, es directamente dejarte sin trabajo. Esta es una planta con altísimos controles de calidad, que embarca a múltiples destinos, con auditores externos, compromisos internacionales de entrega de mercadería”.

Por otro lado, remarcó que un cierre de exportaciones lo más probable es que no tenga efecto en el precio interno de los cortes vacunos, porque la participación del mercado externo en la producción total de carne es baja y porque el grueso de lo que va al exterior son categorías que en Argentina no se consumen.

“La exportación incide apenas entre el 15 y el 20 por ciento del mercado. El precio se forma por los novillitos que se utilizan para consumo, no por las vacas conserva que mandamos a China y que en Argentina no consumimos”, explicó Grimaldi.