El Ministerio de Trabajo de Córdoba se reunió junto al sindicato Aoita para intentar destrabar el conflicto que ha generado la paralización del transporte interurbano desde el mes de marzo. Como resultado del encuentro, se ordenó de manera urgente “imputar la totalidad de los subsidios nacionales y provinciales a cuenta de los salarios de octubre y noviembre”.

A través de un comunicado del sindicato, se confirmó que los fondos ya han sido transferidos a las empresas y serán éstas las que depositarán los montos correspondientes en las cuentas de los trabajadores. Según aseguraron, el depósito a empleados será este miércoles.

“Consideramos que esta resolución de los funcionarios del Gobierno provincial demuestra voluntad de dar respuesta a nuestro reclamo salarial”, afirma el documento. Pero, de todos modos, el sindicato de choferes de colectivos interurbanos advirtió que “el empresariado mantiene su inflexible y mezquina postura desde el comienzo de la pandemia”.

Como consecuencia de que se les abonaran los sueldos adeudados, los trabajadores decidieron posponer la manifestación que habían anunciado para este miércoles a la espera de soluciones definitivas. “Vamos a seguir sentados en la mesa de discusión, puesto que la vuelta del sistema ya fue confirmada por el secretario de Transporte para la segunda quincena de diciembre. Asimismo, continuaremos buscando la solución en esta mesa permanente, porque entendemos que, ante la inminente vuelta del transporte, tienen que aparecer herramientas que den por finalizado el conflicto”, concluye el comunicado.

El gremio suspendió la movilización programada y está a un paso de destrabar el conflicto.CGT