Cómo preparar huevos de pascua para mascotas: una opción casera y permitida

Cómo preparar huevos de pascua para mascotas.
Cómo preparar huevos de pascua para mascotas.

Una receta para que se saboreen los perritos de la casa y una manera de evitar darles chocolate industrial, uno de los alimentos prohibidos.

El chocolate es uno de los alimentos prohibidos para los perros, ya que el cacao tiene una sustancia tóxica, la teobromina, pero se acerca Semana Santa (para muchos, sinónimo de comer y disfrutar unos ricos huevos de pascua) y ¿cómo hacer para que las mascotas no se queden afuera de esta tradición?

Hoy en día existen opciones de chocolate hechas exclusivamente para perros a base de algarroba, un fruto rico en vitaminas (A y del Complejo B) y minerales (calcio, fósforo, hierro, potasio, magnesio) que puede ser ofrecido a los perros, pero sin exageraciones.

"Como el cacao contiene una sustancia tóxica no hay porciones seguras de este tipo de alimento. Por eso, la orden es mantenerlos muy alejados uno del otro", explica Thais Matos, veterinaria de DogHero, la comunidad para hospedaje y servicios de mascotas de América Latina.

Cómo preparar huevos de pascua para que se saboreen las mascotas.
Cómo preparar huevos de pascua para que se saboreen las mascotas.

La receta para preparar huevos de pascuas caseros para mascotas

Se necesitan 100 gramos de algarroba en barra (se puede encontrar en tiendas de productos naturales); un tercio de taza de agua; media taza de coco rallado. Una olla pequeña; 1 ó 2 moldes en forma de huevo de pascua de 30 gramos (puede ser de plástico o de silicona).

Cómo prepararlos: Mezclar la algarroba con agua y derretirla a fuego bajo. Cuando todo el contenido esté bien mezclado (una consistencia parecida a la leche condensada), apagar el fuego y agregar el coco rallado.

Colocar el contenido en los moldes (los huevos no quedarán huecos, pero pueden ser más grandes o más pequeños dependiendo de cómo se llenan los moldes). Cubrir con papel plástico. Dejar que reposen en la heladera, al menos cinco horas.

“Es importante saber que esta receta se puede ofrecer pero en pequeñas porciones a los perros, ya que ellos no están acostumbrados a variar mucho su alimentación y puede causar problemas gastrointestinales”, cierra Thais Matos.