Se preveían pero al final no se realizaron las medidas de fuerzas de choferes. El reclamo se originó en la falta de cobertura de la obra social.


Por falta de prestaciones en su obra social, choferes afiliados a UTA iniciaron una protesta que hoy iba a traducirse en asambleas en punta de línea, cosa que finalmente no ocurrió y los colectivos de la empresa Ersa mantienen sus recorridos.

De esta manera, no habrá cambios en el servicio de las líneas de Ersa este jueves, según informó la empresa tranportista.

Ante el reclamo de los trabajadores por la falta de prestaciones médicas, el sindicato UTA argumentó que son las empresas las que no han realizado los aportes correspondientes a los choferes, según dijeron voceros de esa Unión a la radio Cadena 3 de Córdoba.






Comentarios