"Tuve una agarrada con el presidente de Belgrano, que era un delincuente. No me pagaba y encima me quería armar el equipo", lanzó.


Ídolo de todos los tiempos en River, Norberto Alonso se sometió a un ping pong en el programa Líbero, que se emite por TyC Sports.

Ante una de las preguntas, sobre por qué su carrera como entrenador duró tan poco, fue categórico. “Tuve una agarrada con el presidente de Belgrano, que era un delincuente. No quería pagarme y encima quería armar el equipo”, descargó. 

En el video, se escucha la respuesta en el minuto 8. 

Sin nombrarlo, aludía a Gregorio Raúl Ledesma, por entonces presidente de Belgrano. Único club en el que el Beto Alonso dirigió, en 1990.

También se refirió a Belgrano por la final perdida por River en la Promoción 2011. “Me dio taquicardia“, aseguró. “Y la gente que se habrá muerto por eso…”, completó.






Comentarios