Las obras que realizó Aguas Cordobesa finalizaron en la tarde del sábado. El servicio será normal recién el domingo, y mientras tanto piden ser cuidadosos con el consumo.


En la tarde del sábado finalizaron las tareas que Aguas Cordobesas realizó en el empalme del conducto en la intersección de Bv Los Granaderos y Marquina, en la ciudad de Córdoba.

El suministro de agua potable comenzará a restituirse en lo que queda de la jornada en forma gradual, y el recién durante el domingo quedará normalizado. Desde la empresa solicitaron cuidar el consumo.

La obra consiste en la colocación de 3.700 metros de cañería, que ya fueron instalados, y en esta instancia se realizó uno de los dos empalmes necesarios para finalizar las tareas.






Comentarios