Este martes 19 de diciembre está previsto que finalice el juicio contra Dahyana Gorosito, la joven acusada junto con su expareja, Luis Oroná, por la muerte de la beba recién nacida de ambos.

A las 10 comenzarán en la Cámara 12° los alegatos del proceso que los tiene imputados por presunto "homicidio calificado" (en el caso de ella, por omisión), y en horas de la tarde el Tribunal dictaría sentencia.

Dahyana, embarazada de 6 meses, llega en libertad al juicio, luego de que la fiscal de Instrucción Mercedes Balestrini dio lugar a los reiterados reclamos de organizaciones sociales y jurídicas que sostienen que la mujer fue víctima de violencia de género, y que fue su pareja el responsable directo de lo que ocurrió con la beba.

Este dato no es menor, dado que la defensa de Dahyana reclama desde un inicio que el proceso judicial debe contemplar el contexto de violencia de género, para en base a esto comprender las circunstancias de la conducta de la mujer.

Gorosito y su ex pareja, Luis Oroná, están acusados por un delito que contempla la prisión perpetua, pero la defensa de ella argumenta que se la juzga "por no haber podido actuar de manera heroica para salvar la vida de su hija, ignorando el contexto de violencia del que ha sido víctima antes, durante y después del parto", en palabras de Melina Canesini, una de las representantes de Dahyana.

"No negamos que estuvo embarazada, ni que parió a esa beba. Lo que creemos es que ni la fiscal Balestrini ni los juzgados de Control han tenido en cuenta la perspectiva de género, y Dahyana está imputada por no haber podido evitar el crimen de su hija, por no haber podido cumplir con la conducta esperada de sobrepasar el hecho de violencia y salvar a la beba", describió Canesini.

Todo ocurrió en mayo de 2016, con el reclamo de familiares de Dahyana en el Hospital de Unquillo, donde, aseguraban, les habían robado el bebé que la chica acababa de dar a luz.

Poco después se descubrió que eso no era cierto, y que el cuerpo de la beba estaba oculto en un ropero en la casa de la pareja. Fue entonces que se detuvo a ambos, aunque meses después la joven fue dejada en libertad y asiste al juicio en esas condiciones. Oroná, en tanto, está preso.

Radio abierta. Organizaciones sociales convocan a una radio abierta y a un desayuno colectivo a partir de las 8 en la puerta de Tribunales II, a la espera del tramo final del juicio que abarcará todo el día.