La expresión de alegría lo decía todo en el podio del Autódromo de Sakhir. "Hemos trabajado mucho por esto. Lograr finalmente el título de Pilotos y dar a Toyota la última victoria del TS050 Hybrid es algo que nos pone inmensamente contentos", decía José María López.

Pechito, junto al británico Mike Conway y el japonés Kamui Kobayashi, del equipo Toyota Gazoo Racing, se consagró este sábado monarca del Campeonato Mundial de Resistencia (WEC), tras imponerse en las 8 Horas de Bahrein, prueba que cerró el calendario 2019-2020 de la categoría.

Pechito y sus compañeros del coche 7 de Toyota, campeones en Bahrein.

De esta manera, el cordobés de Río Tercero conquistó su cuarto título mundial tras los tres en el WTCC (Campeonato Mundial de Autos de Turismo).

El Toyota TS050 Hybrid, con el número 7, superó al otro auto del equipo, el 8, conducido por el suizo Sebastián Buemi, el neozelandés Brendon Hartley y el japonés Kazuki Nakajima; y así, sus volantes, tras dominar la carrera desde la pole, se quedaron con las 8 Horas de Bahrein y el campeonato de Pilotos. Recordamos que Toyota ya se había asegurado el cetro de Constructores.

Fue el cuarto triunfo de la temporada para el trinomio, que de alguna manera tuvo revancha tras no haber podido ganar en Le Mans.

Kobayashi fue el encargado de llevar hasta la meta al Toyota y con ello concretar el ansiado trofeo de Campeón Mundial de Pilotos, junto a Pechito López y Conway, cerrando su cuarta victoria del certamen 2019/2020, en el circuito de Sakhir, en donde ya habían logrado vencer en el inicio de año como lo habían hecho en Silverstone y Spa; es decir, en la mitad del certamen.

El TS050 Hybrid, victorioso en Bahrein. Fue la última participación del auto en el WEC, debido al cambio reglamentario para el año próximo, con la introducción de los Hypercars.

El rendimiento del auto del argentino y sus compañeros fue implacable; lideraron las 263 vueltas y mantuvieron al restante coche del equipo japonés a más de un minuto de distancia, elaborando una carrera en la cual no hubo órdenes de equipo, como lo había anticipado Pascal Vasselon, director técnico de la escudería que ya había consiguido el título mundial de Marcas.

Buemi, Hartley y Nakajima, quienes se alternaron en el coche número 8 de Toyota, llegaron a Bahrein en la cima de la tabla; al final, quedaron como subcampeones de Pilotos.

Con este campeonato, "Pechito" vuelve a celebrar un título y lo suma a los tres alcanzados en WTCC en 2014, 2015 y 2016, antes de enfocarse en las carreras de endurance con el equipo Toyota Gazoo Racing. Así, amplía para Argentina la cantidad a nueve campeonatos mundiales FIA, junto a los cinco de Juan Manuel Fangio en Fórmula 1.

Recordamos que el también cordobés Gabriel Pozzo había logrado en 2001 quedarse con la Copa FIA para Pilotos de Coches de Producción (Grupo N), dentro del Campeonato Mundial de Rally (WRC).