Por instrucción del gobernador Juan Schiaretti, el ministro de Justicia y DDHH, Julio López, se comunicó con el padre del joven asesinado en la madrugada de este domingo en Paso Viejo, localidad cordobesa del departamento de Cruz del Eje.

El adolescente de 15 años, identificado como Joaquín Paredes, murió en un confuso hecho de violencia con policías, y dos jóvenes más se encuentran heridos. Por el crimen, hay cinco policías detenidos.

El ministro trasladó a la familia Paredes "la plena colaboración para que la investigación judicial esclarezca en forma total lo ocurrido".

Según las primeras informaciones, en la madrugada de este domingo efectivos policiales abrieron fuego contra un grupo de menores de edad, quienes se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas en la vía pública.

Uno de los jóvenes heridos, identificado como Jorge Navarro (18 años), permanece internado en Villa del Soto por dos heridas de bala, una en el maléolo interno del tobillo derecho y la otra en la pantorrilla izquierda.

Y Braian Villagra, de 15 años, recibe atención médica en el Cruz del Eje por una herida punzante en el brazo derecho y fractura de fémur.