Un menor de 15 años fallecido y otros dos adolescentes heridos, es el saldo de una confusa gresca entre un grupo de jóvenes y efectivos policiales, un hecho que ocurrió esta madrugada en la localidad de Paso Viejo, ubicada en el departamento Cruz del Eje de la provincia de Córdoba.

De acuerdo a las primeras informaciones, los uniformados habrían abierto fuego contra un grupo de adolescentes menores de edad, quienes se habrían encontrado ingiriendo bebidas alcohólicas en plena vía pública.

Según las declaraciones de una vecina del lugar a Cadena 3. describió la situación como una balacera: "La policía pasó tipo 04:30 horas y le dijo a los chicos que se fueran, pero el móvil se va y cuando vuelve a pasar, empezaron a tirar balas. Ellos comenzaron a gritar que le pegaron un tiro a uno de los chicos", dijo Gloria a la emisora cordobesa.

Y agregó: "Los chicos no molestaban a nadie, no estaban robando ni haciendo daño. Sí estaban escuchando música y tomando alcohol".

Por otra parte, esta vecina también aseguró que tras la violenta gresca y los impactos de arma de fuego, los jóvenes no pudieron acceder al dispensario local: "La enfermera no salió. Ellos le golpeaban los vidrios y lo rompieron por la impotencia de que no los atendían. Las balas no eran de goma, era de un calibre de 9 milímetros", sostuvo.

Por el hecho, los dos jóvenes que resultaron heridos se encuentran hospitalizados, uno de ellos en Villa del Soto con dos heridas de balas en sus piernas, y el otro en un nosocomio de Cruz del Eje debido a un impacto en el brazo.

La versión de la Policía

Según la información aportada por autoridades policiales de Paso Viejo, en el lugar había unos veinte jóvenes ocasionando disturbios, algunos menores y otros mayores de edad, por lo que los efectivos realizaron disparos de arma de fuego al aire "al verse superados en número por los agresores", publicó Cadena 3.

Siguiendo el relato policial, cuando los policías les solicitaron a los jóvenes que se retiraran del lugar, "la multitud se abalanza contra los efectivos y arrojan golpes de puño, pedradas y objetos contundentes por lo que el personal policial, al ser lesionados, repelen dicha acción con disparos de armas de fuego de pistola y escopeta provista".

Así muestran que quedó la dependencia en PAso Viejo. (Foto: Cadena 3).

"Los efectivos se retiraron y debido a esto los agresores ingresan a la dependencia y destruyen la parte interna mobiliarios. Hubo daños a las unidades móviles: intentaron prender fuego al móvil 6254. Como así también se puede observar en el dispensario daños en puerta y ventana", dice el comunicado.

Autoridades policiales denuncian que tanto el destacamento como móviles policiales y el dispensario, fueron violentados. (Foto: Cadena 3).

El caso está siendo Investigado por la fiscal de Deán Funes, Fabiana Pochettino, desde donde aún se aguarda un comunicado oficial. Asimismo, separaron a los uniformados y se busca identificar quién fue el policía que efectuó el disparo que se llevó la vida del adolescente, identificado como Joaquín Paredes.

Foto de portada: Cadena 3.