Para el órgano judicial son justificadas las faltas al trabajo por paro de transporte.


La historia involucra a un trabajador de Villa Allende que se desempeña como carnicero en un supermercado de Unquillo. El hombre se movilizaba a su puesto laboral a través de colectivos interurbanos pero, luego de la suspensión de este servicio, no tenía la posibilidad de viajar.

Al comienzo de este “eterno” paro de interurbanos, el villamariense viajaba a su trabajo gracias a un compañero que lo buscaba y acercaba al lugar. Pero, con el pasar de los días, esta ayuda dejó de ofrecerse y debió faltar al supermercado porque no tenía cómo llegar.

Esta situación generó que la patronal le descontara parte de su sueldo por no asistir a trabajar. Pero la Justicia de Córdoba falló a favor del empleado y determinó que se trataba de faltas justificadas por paro de transporte.

De esta manera, el órgano judicial le ordenó al supermercado de Unquillo devolverle el dinero de los dias descontados al empleado. “La decisión fue adoptada tras haberse acreditado que el trabajador comunicó la imposibilidad de concurrencia por causa ajena a su voluntad y haber puesto a disposición su fuerza de trabajo”, afirma parte del fallo.

Vale recordar que el transporte interurbano lleva siete meses sin actividad por la pandemia.


En esta nota:

Córdoba Justicia


Comentarios