Están acusados de falso testimonio y encubrimiento. Ya son 13 los uniformados involucrados en el caso.


Otros cuatro policías fueron detenidos este miércoles en el marco de la causa por el crimen de Blas Correas, el joven que fue asesinado de un disparo en la madrugada del 6 de agosto pasado. De esta forma ya son 13 los uniformados involucrados en la causa.

La acusación que pesa sobre estos cuatro nuevos detenidos es de “falso testimonio y encubrimiento agravado”, según determinó el fiscal del Distrito 1, Turno 3, José Mana.

Según informó La Voz, los detenidos son el cabo Leonardo Alejandro Martínez, el cabo Leandro Alexis Quevedo, el oficial ayudante Ezequiel Agustín Vélez y el agente Rodrigo Emanuel Toloza, todos dependientes de la policía de la Provincia de Córdoba.

Justamente desde la Fuerza reconocieron que las detenciones se producen por “la gravedad institucional de los delitos investigados, la concreta conducta de entorpecimiento procesal demostrado y el profundo flagelo social que implica que los encargados de velar por la seguridad de los ciudadanos tengan conductas como la asumida” por los cuatro policías.

Por otra parte, se conoció que la fiscalía logró dar con los dos motociclistas que habrían mantenido un altercado con el Fiat Argo donde viajaba Blas. Justamente estos indicaron que habían tenido un cruce por una mala maniobra y que ellos habían chocado al auto en una puerta.

A su vez, desde la fiscalía también se habría establecido que la suboficial Wanda Esquivel fue quien arrojó el bolso con el arma en el interior del vehículo para “plantarla”. En este tramo hay un testigo que compromete a este grupo de policías.




Comentarios