En medio de la crisis por la pandemia del coronavirus, la historia de Francisca, apodada por su familia Minina, conmueve a los cordobeses. La mujer tiene 101 años y logró el alta clínica luego de haber estado internada con complicaciones respiratorias por coronavirus.

Ingresó al Hospital Ferreyra – anexo Richieri el pasado 2 de septiembre. Había preocupación debido a su edad y a que tiene otras enfermedades que implican alto riesgo: hipertensión, osteoporosis, Chagas y arritmia, pero finalmente todo salió bien.

Celeste Heredia, médica de la institución, contó que Francisca recibió tratamiento con medicamentos y requirió oxígeno los dos primeros días, pero luego tuvo buena evolución clínica por lo que no necesitó respiración asistida.

Recientemente recibió su alta clínica y pudo regresar a la residencia en la que vive en Alta Córdoba.

Minina es una de las personas de mayor edad en recuperarse, a nivel mundial. "La esperanza es muy importante, y tener la voluntad y el amor, las ganas de vivir. Yo siempre tuve muchas ganas de vivir, quizás por eso Dios me ha dado tantos años", reflexionó Francisca, quien fue directora de la escuela Manuel Lucero.

Ya recuperada, Minina también compartió un mensaje para la comunidad cordobesa: "El consejo principal es tener mucha fe, y vivir siempre pensando en qué se puede hacer, pero nunca quedarse sentado. Les aconsejo ser constantes en la vida, amar la vida, vivirla en paz y con amor".

*Foto: Gobierno de Córdoba