El acusado tiene 29 años y fue condenado por al menos cuatro ataques contra la menor.


Por un hecho aberrante, la Cámara del Crimen de Río Tercero condenó a ocho años de prisión a un hombre de 29 años, por abuso sexual con acceso carnal, promoción a la corrupción de menores y grooming contra una menor de 12 años.

Sucedió hace seis meses y la Justicia pudo comprobar que hubo al menos cuatro ataques sexuales.

El acusado le enviaba mensajes a la menor vía Instagram y Twitter, los cuales se usaron como pruebas. En el intercambio había propuestas de encuentros, fotos de ambos y diversas capturas de pantalla de los perfiles de las redes sociales. En cada conversación, le pedía que eliminara todas las conversaciones.

A la menor le dijo que eran “novios”, según publicó La Voz. La intención era que la pequeña no lo denunciara. Fue la madre de la menor quien lo sorprendió y dio cuenta a la Policía de Córdoba.

El acusado reconoció su responsabilidad en los delitos cometidos contra la niña. “Estoy arrepentido, pido perdón”, señaló desde la cárcel de Bouwer, durante el juicio abreviado que se dio por teleconferencia.

En Cámara Gesell, la víctima declaró: “Ahora que pasó un tiempo y hablé con muchas personas, me di cuenta que está enfermo, porque no le puede gustar una nena de 12 años como yo, cuando él tiene 29″.

En el expediente se destacó que “el abuso sexual se comete con aprovechamiento de la edad de la víctima, en primer término cuando ésta tiene menos de 13 años, carece de capacidad necesaria para comprender”. 




Comentarios