Tienen permiso permanente para funcionar. Van a poder reabrir con estrictos protocolos sanitarios.


La medida de la apertura de los gimnasios en Córdoba tras más de 150 días sin abrir, involucra también a los natatorios de la ciudad. A partir del próximo martes van a poder reabrir con estrictos protocolos sanitarios.

La Cámara de Natatorios de Córdoba explicó que se extendió la apertura de las piletas de manera definitiva según lo dispuesto por el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) el pasado jueves.

El presidente de dicha entidad, José Sosa, dijo a La Voz :“Es una gran noticia y estamos ansiosos por volver a trabajar a partir de este martes. Sabemos que se trata de una actividad segura y tenemos todos los protocolos listos para empezar lo antes posible”.

Sin embargo, Sosa explicó que el regreso a la actividad no va a ser de inmediato ya que tienen que activar las calderas para llevar el agua a 32 grados, que es la temperatura que se utiliza. Este proceso puede demorar hasta 10 días. Es por eso que a fines de agosto ya estarían las piletas en condiciones de abrir.

A esa situación, se suma que la activación de una caldera tiene costos elevados. Este consumo, sumado a la situación económica y el parate de más de cuatro meses, anticipa que las cuotas para ingresar a una pileta tendrán un aumento.

Y adelantaron que desde que se permitió la vuelta de la actividad para deportistas de élite “no se ha producido ningún caso de coronavirus” y que por esa razón consideran que “es segura”. De esta manera lograron la habilitación permanente y no “a prueba” como los gimnasios.

Las medidas

 El funcionamiento será de 7 a 23, con reserva previa, turnos de 45 minutos y asignación de andariveles.

En las piletas de 25 metros estará permitida la presencia de hasta dos personas por cabecera de andarivel y en las piletas de 50 metros hasta cuatro.

En los vestuarios estará prohibido ducharse y las personas deberán ingresar con la maya puesta debajo de la ropa.

Al salir podrán ir a un box individual con distanciamiento social para quitarse la ropa de baño, secarse y cambiarse.




Comentarios