El emprendedor cuenta a Vía Córdoba cómo arrancó su proyecto, en su departamento de Nueva Córdoba y cómo se vio fuertemente afectado por la cuarentena.


Tomás vive en Nueva Córdoba con su novia. El año pasado, tras buscar trabajo durante mucho tiempo, no logró conseguirlo. Por esto, decidió junto a su padre y a su concubina comenzar con un emprendimiento: armar un showroom en su departamento. En una charla con Vía Córdoba, nos cuenta cómo fueron los inicios de este proyecto y cómo se las ingenia hoy en día para subsistir.

“Después de buscar trabajo mucho tiempo, no conseguí nada y empezamos con mi novia y con mi viejo con esta idea. Arrancamos a adaptar el departamento de a poco para que sea showroom y para que, además, podamos vivir acá”.

Ubicado en pleno corazón de Nueva Córdoba, en un piso 14 de la calle San Lorenzo 440, este emprendimiento daría muy buenos resultados en sus inicios. “Arrancamos en noviembre (2019). Ese mes inauguramos, nos fue re bien en noviembre y diciembre. Después bajó un poco, porque acá en Nueva Córdoba enero y febrero como que no hay nadie, así que estuvo súper tranquilo”.

Ya en febrero de este 2020 el showroom de indumentaria masculina logró tomar ritmo nuevamente y volver de a poco a vender como en los primeros meses.

Lamentablemente, no duró mucho esa nueva puesta en marcha. A partir del 20 de marzo comenzó a regir en todo el país el aislamiento obligatorio, que tendría consecuencias súper negativas”, según palabras de Tomás.

Bajamos un montón las ventas. No podíamos abrir. La gente no podía venir y dejó de consultar, algo lógico al no poder venir a comprar. Así que intentamos ver qué onda con el tema de las ventas online”, contó a Vía Córdoba.

El problema fue que la mayoría se tiene que venir a probar la ropa, más allá de que algunos ya sepan sus talles”, añadió.

Actualmente, con la cuarentena un poco más flexibilizada, este emprendimiento está volviendo a agarrar ritmo de a poco. Aunque lejos de la normalidad de aquel 2019, Tomás se las ingenia para seguir vendiendo.

Ya ahora, con el tema del barbijo, que se puede con ciertas medidas, hemos retomado un poco las ventas. No nos largamos a abrir, porque no sé si podemos hacerlo. Lo que sí hacemos es atender con cita previa”, explicó.

“Por ahí me escribe alguien que quiere ver un pantalón o una remera y coordinamos un día y un horario. De esa forma nos manejamos ahora”, agregó.

Actualmente la mayoría de sus ventas las realiza a través de sus redes sociales. Con cita previa, se puede ir a probar el atuendo que se desee.

Si querés ayudar a Tomás podés contactarte por el Facebook e Instagram de Gazza Indumentaria y sacar tu turno para ir, siempre teniendo los recaudos necesarios, al showroom de Nueva Córdoba.

Gazza Indumentaria.




Comentarios