El COE tiene previsto que desde el martes abran a las 10. Los gastronómicos piden que sea de 7 a 23.


Por pedido de los dueños de locales gastronómicos, el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) podría evaluar el horario autorizado para la apertura de los establecimientos, para que puedan servir desayunos.

Está previsto que abran sus puertas desde el martes 7 de julio a las 10, y el reclamo de los gastronómico es poder trabajar de 7 a 23, con la autorización para el horario del desayuno.

Las condiciones exigidas por el COE para la reapertura son las siguientes: dos metros de distancia entre cada asistente, reducción al 50 por ciento de la capacidad del local y prohibición de las barras y bufetes.

La intención del acortamiento horario es tratar de quitarle presión en el transporte público a la primera hora del día. Pero los gastronómicos quieren que se considere que este horario es importante para la actividad, muy resentida por más de 100 días sin funcionar.

Los clientes de los bares deberán llegar con barbijos y sólo se los podrán quitar en los momentos en que ingieren bebidas o comidas.




Comentarios