Con diferentes protocolos para evitar contagios, los cementerios San Jerónimo y San Vicente fueron altamente concurridos.


Una gran concurrencia generó la reapertura de los cementerios de la ciudad de Córdoba, los cuales fueron reabiertos solamente por la mañana de este domingo en ocasión de la celebración del Día del Padre, luego de permanecer cerrados durante tres meses debido a la pandemia del coronavirus.

La Municipalidad capitalina habilitó los cementerios San Jerónimo y San Vicente para la visita entre las 8 y las 12, se pudo ingresar sólo de a dos personas por grupo familiar, pero no se permitió el acceso a las personas en grupos de riesgo, los mayores de 60 años y los menores de 12.

Quienes asistieron debieron adaptarse a los protocolos que se están utilizando habitualmente para evitar la expansión del virus, como la utilización del tapabocas e higienizarse las manos al ingresar, como así también el tiempo de permanencia en los lugares no podía superar los 30 minutos por cada grupo familiar.

Además, siguieron en toda la provincia esta semana las autorizaciones para realizar las reuniones familiares, por lo que las celebraciones por el Día del Padre pudieron festejarse con hasta diez personas por familia,pero siempre dentro del mismo departamento, ya que no están permitidos los traslados dentro de la provincia.




Comentarios